Por ILANS  | Ángela Cárdenas nació con ano imperforado y eso la llevó a vivir situaciones complicadas tanto físicas, como emocionales. Durante toda su vida estuvo sometida a cirugías para mejorar su condición de incontinencia, pero a raíz de sus embarazos su calidad de vida empeoró drásticamente. Gracias al acompañamiento, esfuerzo, intervención y conocimientos de un grupo de especialistas ILANS su vida cambió.